Bitácora 12252014

Me encontré con un pirata de esos engreídos y altaneros, bastante creído diría yo. Siempre buscan causar problemas y encuentran un motivo para pelear. Yo me e topado con esta clase de sabandijas de mar que sólo tratan de intimidar a los marineros. Pero se que sólo amedrentarán pero nunca atacan. Los piratas como el solo quieren llamar la atención con sus historias de peleas con monstruos gigantes y sus encuentros con bellas princesas y alguna que otra sirena.
Yo sé que nada de esto es cierto y que seguramente tiene la enfermedad del mar, aquella que sólo le da a los estúpidos que presumen lo que nunca han vivido.
Pero yo sigo aquí, adelante buscando entre el mar mi isla perdida, la que soñé aquel abril de 1720
Ya seguiré contando más adelante como va el viaje, por lo pronto necesito un trago y también hablar con la tripulación por que creo tenemos un polizón.

Capitán Jack